Todo sucedió en un abrir y cerrar de ojos. De un momento a otro, un virus nos cambió la vida. Nos agarró desprevenidos. Teníamos meses escuchando al lobo que rugía desde China, pero, aun así, siempre nos pareció distante. ¿Quizás nos creíamos intocables? ¿O que realmente, como dijeron muchos...